lunes, 29 de marzo de 2010

Entrevista a Luigi Amara

Luigi Amara ®Borzelli Photography


El pasado viernes 26 de marzo de 2010, el poeta Luigi Amara presentó su libro más reciente, titulado A pie.
En abartraba publicamos una entrevista que le hizó Óscar Alarcón en febrero de 2010.
En aquella ocasión no sólo se le preguntó por su labor como poeta sino en el terreno del esténcil, disciplina en la que es un experto.


®Borzelli Photography


®Borzelli Photography

Óscar Alarcón: ¿Hacia dónde esta perfilada tu poesía, en qué grupo podríamos encasillarla?
Luigi Amara: La verdad no lo sé. No creo que sea fácil hablar de grupos actualmente en la poesía. Noto una completa dispersión en el panorama actual.
Te puedo decir del tipo de preocupaciones que me interesan, por ejemplo el libro que se presentó ahora (Envés, en Profética, Casa de la Lectura, Puebla, 2007), era la búsqueda de hablar del otro lado de las cosas: hablar de una persona, enfocarla desde su espalda. El lugar menos controlado de una persona es su espalda, es a la que casi nunca ves en el espejo, la que no maquillas, por lo tanto enfocar las cosas desde ese lado de atrás – que sería el envés – es una manera más genuina de acercarse a los objetos, una manera de descubrirlos revelando no su verdadero rostro, sino un rostro no controlado.

®Borzelli Photography


®Borzelli Photography

ÓA: La poesía es una ruptura, ¿tu poesía también es una ruptura del lenguaje?
LA: Yo creo que sí, de algún modo en la historia de la literatura, en particular de la poesía, siempre hay una ruptura con algo. Lo interesante es que estamos en una época donde la idea de linealidad de la tradición se ha perdido. No es por hacer una poesía distinta a las generaciones anteriores como la de David Huerta.

De izquierda a derecha: Luis Felipe Fabre, Luigi Amara y Rodrigo Márquez Tisano ®Borzelli Photography

®Borzelli Photography

Actualmente la tradición es una cosa difuminada, dispersa, vaga y que cada quien construye, por ejemplo, forma parte más de mi tradición una película, un actor chino del siglo XIV o un novelista sueco que quizá el poeta de la generación anterior a la mía. Están más presentes en mi imaginario, en mi preocupación, en mi ficción, en mis manías, lo dijo el poeta inglés Oben: «la tradición es todo lo que está presente del pasado».
Es la simultaneidad del pasado en el presente, de algún modo, con lo que yo intentaría romper. No es con mis antepasados estrictos en México ni nada, sino en realidad con el tipo de cosas que ya no me interesan o que ya no funcionan, creo que se debería hablar de otra manera de la tradición.

®Borzelli Photography

ÓA: ¿Alguna propuesta tuya tiene que ver con el movimiento del esténcil o con el "Colectivo Acamonchi", tienes esa visión o quisieras hacer una experimentación?
LA: Me interesa mucho el lenguaje del esténcil. Ahora caminando por las calles de Puebla vi que está bastante activo el lenguaje del esténcil. Creo que es una manifestación de la cultura popular en un espacio donde todo el mundo lo puede ver y por lo tanto mucho más genuina y mucho más duradera que muchas cosas que se escriben.
A mi me interesó el esténcil por su inmediatez, por su espíritu todo el tiempo subversivo, lúdico, por la sensibilidad de apelar a la mirada de cualquier paseante.

Con Giuseppe Amara ®Borzelli Photography

®Borzelli Photography

Estuve hace poco en Buenos Aires, Argentina – que es la meca de del esténcil – no puedes encontrar una pared que no esté libre de esta expresión, pero me sorprendió mucho que hablaban de uno de los introductores de esténcil en Buenos Aires y resultó que era Siqueiros y que ellos lo elevaban como al gran promotor del esténcil en Sudamérica y de algún modo me pareció curioso que ese movimiento de los 70´s se haya diluido en la sociedad contemporánea. Yo creo que una de las cosas que tiene el esténcil, que muchas artes consolidadas a las que les dan becas, premios Alfaguara, etc. no tienen, es una puerta y una capacidad de hablar con el público de manera instantánea de comunicarse desde un punto de vista que puede ser la parodia, que puede ser el reciclaje, las ilustraciones de imágenes ya conocidas que logran decir y provocar algo.


®Borzelli Photography

ÓA: ¿Entonces conoces el movimiento del Obey?
LA: Creo que es una cosa que se ha tergiversado mucho el sentido originario. Creo que era contestatario y de repente uno encuentra todo tipo de usos comerciales que le han dado a la gráfica que se planteó originalmente, una serie de copias, como le pasa a muchas de las manifestaciones artísticas callejeras se desvirtúan en sentidos rarísimos, creo que propuestas así eran tan válidas como las del esténcil, una búsqueda de desestabilizar, de decir, de hacer ver a la gente en que se está convirtiendo la dictadura del mercado en que vivimos, un afán subversivo importante.

De izquiera a derecha: Rodrigo Márquez Tisano, Luis Felipe Fabre y Luigi Amara ®Borzelli Photography


®Borzelli Photography

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada