miércoles, 9 de junio de 2010

Antonio Cisneros: Premio Iberoamericano de Poesía

Poeta de notable influencia en los jóvenes
Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros y Luis García Montero ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros y Juan Gelman ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros, Luis García Montero y Juan Gelman ®Borzelli Photography

Sanda Racotta, Antonio Cisneros, Emilio Coco y su esposa y de espaldas Marco Antonio Campos ®Borzelli Photography

Juan Gelman, Luis García Montero, Antonio Cisneros y al fondo Marco Antonio Campos ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros y Luis García Montero ®Borzelli Photography

Joaquín Diez-Canedo y Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros, Luis Fernando Chueca, Erminia y Emilio Coco, Maritza Cino y Víctor Rodríguez Nuñez ®Borzelli Photography

Marco Antonio Campos y Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Mano y libro Por la noche los gatos, editado por FCE, de Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Lectura del poemario Por la noche los gatos, editado por FCE, de Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Marco Antonio Campos y Antonio Cisneros, en La Casa del poeta, DF, México. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros, en La Casa del poeta, DF, México. ®Borzelli Photography


Marco Antonio Campos, Antonio Cisneros y Rafael Vargas, en La Casa del poeta, DF, México. ®Borzelli Photography

Víctor Rodríguez Nuñez y Antonio Cisneros, en La Casa del poeta, DF, México. ®Borzelli Photography

Víctor Rodríguez Nuñez, Antonio Cisneros y Jorge Humberto Chávez, en La Casa del poeta, DF, México. ®Borzelli Photography

Luis García Montero, Enrique Hernández D’ Jesús, Luis Fernando Chueca, Andrea Cote Botero, Jorge Valdés Díaz-Vélez, Antonio Cisneros y Miriam Reyes en Pátzcuaro, Michoacán. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros y Hugo Gutiérrez Vega, patio del Centro Cultural Clavijero, Morelia, Michoacán. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros, Francisco Magaña y María Baranda, Camino a la Fábrica San Pedro, Uruapan, Michoacán. ®Borzelli Photography

Luis Fernando Chueca, Francisco Magaña, María Baranda y Antonio Cisneros, Entrada a la Fábrica San Pedro, Uruapan, Michoacán. ®Borzelli Photography

María Baranda y Antonio Cisneros. Baile después de la comida en la Fábrica San Pedro, Uruapan, Michoacán. ®Borzelli Photography

Marco Antonio Campos, Andrea Cote Botero, Luis García Montero, Antonio Cisneros, Pedro Serrano, Antonio Deltoro, Piedad Bonnett y María Baranda. Cena en Pátzcuaro, Michoacán. ®Borzelli Photography

Jorge Humberto Chávez, Antonio Cisneros y Jorge Valdés Díaz-Vélez con estudiantes universitarios, Morelia, Michoacán. ®Borzelli Photography

Luis Fernando Chueca, Piedad Bonnett, José Ángel Leyva, Antonio Cisneros, Jaime Hernández Díaz, secretario de cultura de Michoacán, Emilio Coco, Hugo Gutiérrez Vega y Rafael Vargas. Clausura del Encuentro de poetas del mundo latino, Teatro Ocampo, Morelia, Michoacán. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros*

Conocí a Antonio Cisneros el año pasado en el Festival de la Poesía del Mundo Latino.

Antonio era (es) una persona muy distinguida, que me infundía cierto temor, por lo cual cuando nos cruzábamos lo saludaba con respeto pero no me atrevía a dirigirle la palabra. Un poco debido a mi timidez y sobre todo porque temía que podía fastidiarlo con mis preguntas. Pero, quizás, me equivocaba.

Él se presentaba siempre con la sonrisa en los labios aunque prefería, así me parecía, quedarse algo apartado del bullicio y de la chácara de los demás poetas. Trabé amistad con los colombianos, con muchos mexicanos, con los franceses, con los españoles, con los quebequenses, pero con Antonio no.

Cuando nos encontrábamos, nos intercambiábamos un hola y cada cual por su camino. Un día me atreví a preguntarle si conocía a un cierto poeta peruano que yo había encontrado hace ya algunos años en Canarias y el me contestó: Tienes que ahondar más en la literatura peruana.

Yo me sonrojé y me quedé como alelado, indefenso, sin saber qué decir. Luego tuve la ocasión de escucharle mientras leía sus poemas y me impresionó sobre todo uno: Para hacer el amor:

Para hacer el amor / debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha. Y terminaba:Es difícil hacer el amor pero se aprende”. Y él lo leía con cierto desenfado, con una mirada llena de ironía, como si se burlara de la poesía y de sí mismo.

Al regresar a España, en casa de mi hija en Murcia, encontré en su librería una antología de los mejores poemas de amor de todos los tiempos. Al ojearla, me topé con el poema de Antonio: Para hacer el amor / debe evitarse... Lo iba repitiendo en italiano: “per fare l’amore /deve evitarsi un sole molto forte sugli occhi della ragazza... È difficile fare l’amore ma s’impara”.

He leído un sinnúmero de versos a través de los años, ya sea por obligación ya sea por mi propia decisión. Éstos de Antonio son unos de los pocos que se metieron en mi mente y ocurre que, de repente, sin quererlo y muy a menudo afloran a mis labios: “Para hacer el amor...”. Esta noche Marco Antonio Campos ha querido que compartiera con Antonio Cisneros y otros distinguidos poetas esta mesa. Es para mí como un sueño del que no quisiera despertar.

Gracias, Antonio, por tu poesía. Te prometo que voy a ahondar en ella!

* Palabras de Emilio Coco, en la ceremonia de reconocimiento y homenaje al poeta Antonio Cisneros, durante la clausura del Encuentro de poetas del mundo latino 2009, en el Teatro Ocampo, Morelia Michoacán, México.

Enrique Butti, Denise Desautels y Antonio Cisneros. Hotel La soledad, Morelia, Michoacán. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros y Jorge Valdés Díaz-Vélez. Hotel La soledad, Morelia, Michoacán. ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Antonio Cisneros ®Borzelli Photography

Fotografías: Pascual Borzelli Iglesias para abartraba
Diseño y edición: Miguel Borzelli Arenas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada